Que “quién soy”…

CantorPistola Rockstar Rockstar… Eso dicen que soy; hay personas que es lo que piensan que escribo al llenar un espacio en blanco donde antes se leé “Actividad:”. No sé si lo sea o no, o simplemente encajo en los requisitos de determinado estereotipo para que me llamen así. Tal vez se trate de mi estilo de vida, cosa que no me parece nada del otro mundo… aunque seguramente contrasta con el estilo de vida del promedio de la gente.

Estoy en una banda, o tal vez soy solista; otra es que toco en una banda y también he hecho trabajos como solista, o tengo deseos de hacerlo, o me han invitado otros artistas a tocar con ellos en directo o en sus discos. No sé si lo que hago sea concretamente rock, es una palabra que –a mi sentir y parecer- me limita mucho; considero que hago pop (con ciertos estándares, no lo que en este continente conocemos como pop) y me gustan cosas que no son rock ni pop, aunque a final de cuentas todo o casi todo se convierte en pop. El aspecto “rock” se debe a la manera en que fui desarrollando esta actividad con otras personas: con mucha espontaneidad; y, aunque hay cosas que se planean debidamente, no se trata de que alguien nos haya llamado a varios desconocidos para trabajar juntos, vestirnos así, hablar así y aparecer con esas caras.

Tal vez soy mexicano. O extranjero. Lo normal en este último caso es que podría ser español o argentino, más factible argentino y con altas probabilidades de haber venido acá de chico como refugiado político tras huir de la dictadura militar en mi país de origen; en caso de ser argentino podría ser de los que han llegado a México tras las últimas crisis. Pero en ese caso aún no sería un artista notable como lo soy. ¿Cómo me llamo? Eso no importa, la gente sabe quién soy; al menos la gente que debe saberlo: mi staff, los custodios de la entrada en los antros, las groupies, algunos medios, los de seguridad (hay excepciones), alguno que otro borracho que me topo por ahi y hasta la cajera del supermercado; en las oficinas de la disquera ya se están aprendiendo mi nombre por cierta notoriedad y porque he provocado daños en el mobiliario e inmueble.

Fotos donde aparezco –en algunas yo solo, en algunas acompañado casi siempre de otros músicos, muchas veces esas fotos que aparecen en la Eres que nos toman en fiestas o algún lugar donde nos reunimos músicos y casi siempre sale de colado alguien que no tiene nada que ver o algún músico cuyo trabajo no respeto o no asocio en la misma liga que el mío- adornan las paredes y cuadernos de varias chicas y también de algunos chicos (en este último caso espero que sea porque admiran mi trabajo y no por otra cosa; bueno, igual si es por otra cosa no importa mientras no lo manifiesten físicamente). Puede que toque la guitarra, puede que sea vocalista… o puede que haga ambas; otra opción válida es que toque otro instrumento.

Estoy poco en casa. Puede que vivo solo, o tal vez con más gente. Es posible que vivo con otros músicos del mismo nivel de notoriedad que el mío o que aún no alcanzan ese nivel. También es posible que vivo con personas dedicadas a otras disciplinas artísticas y otra opción válida es que comparto mi vivienda con alguien que se dedica a otra cosa y desarrolla lo que llaman “una vida normal”. O también es probable que vivo con mi chica… la oficial, claro.

Suelo viajar mucho, especialmente en fin de semana y en ciertas temporadas. Las chicas –algunas adolescentes, otras postadolescentes- me asedian, especialmente cuando toco en vivo. Cuando toco fuera de donde vivo suelo aprovechar algunas situaciones. Seguro follé con la hija de alguien, probablemente follé con la hermana de alguien, tal vez también con la sobrina de alguien, y con la prima de alguien por qué no. Por supuesto que mi cogículum incluye vecinas y/o conocidas de alguien. Honestamente espero no haber follado con la mujer de alguien, aunque –qué demonios- no es como si ellas trajeran adherida una etiqueta en la que se lea “soy la mujer de alguien”. Y también espero que no se me haya colado una drag queen en algún momento de suma intoxicación.

tenis y ruta al escenarioEstaré por aquí escribiendo cosas serias, no tan serias, anécdotas propios y ajenos… no daré nombres cuando estos incluyan tramperías y libertinaje, tal vez sí cuando se trate de algo que considero positivo. Por ahora me despido, estoy tocando fuera de mi ciudad y estoy en mi cuarto de hotel, vine a darme un baño antes de ir a una discoteca donde nos invitaron después del concierto que recién terminamos…

Nota del editor: CantorPistola no es ni desea ser rockstar… ¡Bah!, ni siquiera es músico.

This entry was posted in CantorPistola's Rockstar and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

¿Alguien comentará algo?